OTRA FORMA DE MIRAR LA CULTURA Y LA TECNOLOGÍA

La exposición de originales de 'La Muchacha Salvaje', Premio Fnac Sins Entido de Novela Gráfica 2011.

Expuesto en
  • Fnac Castellana (Madrid)
  • Fnac Málaga (Málaga)
  • Fnac Triangle (Barcelona)
  • Fnac Valencia (Valencia)
Enlaces Relacionados

Dibujar sin red

‘La muchacha salvaje’ cuenta la historia de una joven perteneciente a una tribu nómada cuya existencia parece estar llegando a su ocaso. Ella iniciará un impulsivo e improvisado viaje en el que descubrirá nuevas tribus y personajes que le ayudarán a comprender mejor su identidad.

Con esta historia, Mireia Pérez recibió el Premio Internacional Fnac-Sins Entido de Novela Gráfica 2011, y su libro ‘Nómada’, la primera parte de ‘La muchacha salvaje’, es fruto de dicho galardón.

Fnac presenta en esta exposición un acercamiento al proceso de trabajo de Mireia Pérez: elementos que inspiraron a la joven autora valenciana, obras anteriores que gestaron la idea de ‘La muchacha salvaje’, bocetos previos de los personajes que poco o nada tienen que ver con el aspecto de las figuras finales, fotos y capturas de la aplicación del color por ordenador, láminas originales en tinta y sus respectivas impresiones finales.   

“En mis páginas apenas hay boceto. Unas líneas muy finas a mano alzada delimitan lo que serán las viñetas y unas sutiles marcas de encaje me dicen dónde irán los personajes, en que dirección están los cuerpos (esto ayuda a la composición) y si lo que prima es la expresión, esbozo el rostro y me olvido de todo lo demás. Hay poco lápiz en mis páginas. Y suelo borrarlo antes de empezar a dibujar con el rotulador, porque me molesta.

Cuando ya tengo los elementos más importantes de la página dibujados (personajes principales, acciones, expresiones), dibujo los fondos. ‘La muchacha salvaje’ transcurre en su mayor parte en selvas y cuevas. Esto tiene dos caras. Por un lado es mucho más sencillo si sólo tengo que dibujar árboles, rocas y plantas cada vez. Pero, por otro lado, tengo que dibujar MUCHOS árboles, rocas y plantas en cada página. En ocasiones se convierte en un ejercicio totalmente Zen. Me dejo llevar y la vegetación brota sola durante horas.

Trabajar directamente a tinta tiene muchos riesgos y voy dejando atrás muchas marcas rojas que indican que tendré que volver y repetir parte o el total de una viñeta (y estoy segura de que también muchas páginas completas del inicio). Cuando tengo un número considerable de páginas lo leo y lo releo y lo hago leer a otros. Si el ritmo, las acciones y las expresiones son correctas, sigo avanzando. Es un proceso de trabajo salvaje que discrimina los miramientos y el acabado perfecto, y en el que predomina la musicalidad, la gestualidad y el ritmo.”

Sobre la autora

Mireia Pérez (Valencia, 1984) es historietista, ilustradora y diseñadora gráfica. Ha estudiado Bellas Artes en Valencia, Angoulême y Madrid.

Ha publicado en El Jueves, El Manglar y en El Estafador. Forma parte del colectivo editorial Ultrarradio (Mortland, Transdimensional Express, Hundlebert Syndrome) y ha trabajado para El País y Media Vaca.

Entre sus clientes como diseñadora se incluyen el festival de investigación artística Observatori o el festival internacional de mediometrajes La Cabina.

‘La muchacha salvaje: Nómada’ (Sins Entido, noviembre 2011), es su primera novela gráfica.

8 / 10
Gracias por votar!!!
Solo se puede votar una vez al día

AGENDA CULTURAL FNAC

Consulta toda la programación de tu tienda

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies.

X